Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Rechazo al populismo La democracia suiza excluye a los revoltosos

Por

¿La caída de Oskar Freysinger podría ser un signo de que los suizos empiezan a cansarse de las políticas de la UDC?

(Keystone)

La Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora) recibió un balde de agua fría: su provocador vicepresidente, Oskar Freysinger, no logra mantener su puesto en el Gobierno del cantón del Valais. La votación en su contra refleja cómo el sistema democrático helvético trata a los políticos cuyo comportamiento va demasiado lejos.

El domingo 19 de marzo, Oskar Freysinger, figura de la derecha nacionalista y vicepresidente de la UDC, quedó fuera del Gobierno del Valais luego de apenas una legislatura. Hace cuatro años había sido elegido con el mayor número de votos y en esta ocasión quedó en sexto lugar. Se trata de una derrota histórica ya que en 80 años es el primer candidato saliente en no ser reelegido.

Freysinger, de 56 años, ha encabezado diversas estrategias de la UDC y fue miembro destacado del comité que lideró una exitosa campaña para prohibir los minaretes en 2009 y busca ahora prohibir el velo islámico.

Los periódicos suizos manifiestan este lunes su sorpresa de que la carrera de Freysinger hubiera durado tanto. El ‘Tages-Anzeiger’ y ‘Der Bund’ recuerdan que es un hombre que exhibía orgullosamente en su casa una bandera usada por los Neo-Nazis, que relativizaba el genocidio armenio y que trabajaba estrechamente con alguien que negaba la masacre de Srebrenica.

“Alguien cuyo programa se compone en gran parte de provocaciones desagradables está en el lugar equivocado en un gobierno cantonal”, anotaron “La ‘deselección’ de Freysinger es un contrapunto agradable en un período en que el populismo avanza”.

En Suiza, a menudo, los políticos que no pueden hacer compromisos pagan el precio. Hace diez años, Christoph Blocher, un multimillonario y el hombre fuerte de la UDC, perdió su ministerio porque su forma de combate constituía una amenaza para la tradición de consenso del Gobierno.

¿Excluir el populismo?

La noticia de la defenestración de Freysinger se produjo cuando la sección de Zúrich de la UDC celebraba su centenario. En el espacio de 100 años, la agrupación creció desde la base de sus agricultores hasta convertirse en el partido político más popular de Suiza, con el mayor número de escaños en la cámara baja.

¿La caída de Freysinger podría ser un signo de que los suizos empiezan a cansarse de las políticas de la UDC en un momento en que el populismo avanza en otras partes de Europa?

swissinfo.ch

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×