Jubilación Pensiones: el sistema suizo de los tres pilares




Envejecimiento de la población y baja tasa de natalidad: ¿cuál es el futuro del sistema de pensiones en Suiza?

Envejecimiento de la población y baja tasa de natalidad: ¿cuál es el futuro del sistema de pensiones en Suiza?

(Keystone)

Con el creciente envejecimiento de la población se vuelve cada vez más difícil garantizar una jubilación digna a los pensionistas. ¿Cómo funciona el sistema actual?

El sistema de pensiones en Suiza se basa en el principio de los tres pilares.

El primer pilar –la previsión estatal obligatoria– está constituido por el Seguro de Vejez y Viudedad (AHVEnlace externo en alemán /AVSEnlace externo en francés), el Seguro de Invalidez (IVEnlace externo/AIEnlace externo), los subsidios por pérdida de empleo (EOEnlace externo/APGEnlace externo) y el seguro de desempleo (ALVEnlace externo/ACEnlace externo). Cada persona residente en Suiza tiene que cotizar según un principio de solidaridad. El objetivo es garantizar a los ciudadanos, incluidos los que no trabajan, unos ingresos mínimos para vivir.

El segundo pilar –la previsión profesional– tiene como misión garantizar que la persona pueda mantener el mismo nivel de vida después de la jubilación, en caso de viudedad o de invalidez. De la gestión del segundo pilar no se ocupa el Estado, sino las cajas de pensiones. Se trata de un seguro obligatorio al que cotizan tanto los asalariados como las empresas (empleadores).

El tercer pilar –la previsión individual– es opcional y puede ser en forma de seguro de vida privado o de una cuenta bancaria con incentivos fiscales, es decir, que desgrava. El tercer pilar constituye un complemento al primero y el segundo. Y su objetivo es compensar eventuales lagunas en materia de previsión para la vejez.

(swissinfo.ch)

Como en el resto de países europeos, el sistema de jubilación suizo tiene que hacer frente a varios desafíos demográficos: el envejecimiento de la población, el aumento de las expectativas de vida y la baja tasa de natalidad. En las sociedades modernas hay cada vez más jubilados y menos jóvenes económicamente activos que ayudan a financiar el sistema.

Para garantizar que las futuras generaciones puedan beneficiarse de la seguridad social, el sistema de previsión para la tercera edad es tema constante de debate.

Actualmente, el Parlamento estudia un proyecto de reforma propuesto por el Gobierno, el denominado ‘Previsión Vejez 2020Enlace externo’. Entre los puntos centrales de la reforma figuran: aumentar la edad de la jubilación para las mujeres de 64 a 65 años (la misma que los hombres) o reducir la tasa de conversión que se utiliza para calcular las rentas del segundo pilar.

La intención del Gobierno es que la reforma entre en vigor en 2018. Pero no va ser fácil encontrar un compromiso. 

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes



Traducción del italiano: Belén Couceiro

×