Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Crisis venezolana "La única salida pacífica en Venezuela es la electoral"

manifestantes con una bandera venezolana gigante

Los simpatizantes de la oposición se manifiestan contra el gobierno de Nicolás Maduro en Caracas el 2 de febrero de 2019.

(Keystone)

Los países que han reconocido a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, entre los que no figura Suiza, abogan por la convocatoria de elecciones. “Es la única solución. Cualquier otra será autoritaria y/o violenta”, opina Yanina Welp, investigadora del Centro para la Investigación sobre Democracia de AarauEnlace externo (Suiza).

swissinfo.ch: La mayoría de los países de la UE han reconocido a Guaidó como presidente interino de Venezuela. La posición oficial de Suiza es que no reconoce Gobiernos, sino solamente Estados. ¿Cómo valora esta posición?

Yanina Welp: Me parece un error. Si bien puede ser cierto que el derecho internacional es más claro en los criterios para reconocer un Estado que para reconocer Gobiernos, creo que sería relevante que un país como Suiza, que pretende no solo practicar sino también defender los principios democráticos, se pronuncie frente a cambios de gobierno que violan esos principios democráticos. El gobierno de Maduro en Venezuela lleva años violando esos principios.

Yanina Welp es directora para América Latina en el Centro de Investigación sobre Democracia (ZDA) en Aarau (Suiza) y codirectora del Centro de América Latina de la Universidad de Zúrich. Doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), coordina una investigación sobre mecanismos de democracia directa en 18 países latinoamericanos. 

(Zvg)

swissinfo.ch: ¿El apoyo a Nicolás Maduro o Juan Guaidó refleja que lo que está en juego en Venezuela no es tanto la democracia, sino intereses geopolíticos y económicos?

Y.W.: El reconocimiento de gobiernos a menudo conlleva más intereses políticos que jurídicos. La utilización de “la causa Venezuela” en América Latina e incluso en países europeos, España en particular, en la disputa electoral interna lo muestra. Cuando se observa que Maduro es apoyado por Rusia, Turquía, China e Irán no quedan dudas de que hay muchos intereses en juego. Creo que ahora mismo los intereses geopolíticos pesan en el tablero internacional más que los económicos.

swissinfo.ch: ¿La convocatoria de elecciones es una solución?

Y.W.: Sin duda. Es la única solución para intentar una salida pacífica y democrática a la situación actual de impasse. Cualquier otra será autoritaria y/o violenta. Pero no es fácil de implementar.

swissinfo.ch: ¿Por qué?

Y.W.: Porque para convocar unas elecciones tiene que haber un actor legitimado para hacerlo. Si lo hace solo el Ejecutivo (Maduro) o solo la Asamblea (Guaidó) no hará más que profundizar el enfrentamiento.

Es indispensable llegar a un acuerdo, porque no se trata de poner fecha a una convocatoria de elecciones sino también de establecer quién las organizará y supervisará.

Por un lado, el actual organismo electoral no podría ser avalado por el sector antichavista porque está claramente deslegitimado. Sobran los ejemplos de su accionar tendencioso. Por otro, ya ha habido intentos de negociar con Maduro que se han visto frustrados por su negativa a ceder en cualquier aspecto.

Pero el sector que lidera Guaidó no puede avanzar sin negociar, por lo que la única solución es desplazar a Maduro y hablar con otros actores del régimen. Esto requiere de un apoyo del gobierno chavista… y de su fractura, incipiente quizás, pero aún no tan evidente. Solo así pueden darse otros acuerdos en relación a la composición del organismo electoral, las listas, fechas, etc.

swissinfo.ch: ¿Se vislumbra una salida a la grave situación? ¿Quién puede mediar en la crisis? ¿Suiza?

Y.W.: En el contexto internacional habrá que evitar soluciones radicales que no han funcionado antes, como sería la intervención militar con la que en estos días coquetea Donald Trump. Una negociación con el objetivo claro de convocar elecciones en un plazo muy razonable (no superior a tres meses) es la única solución. Más que Suiza, los países latinoamericanos deberían jugar un papel, especialmente México y Uruguay, que han manifestado su predisposición y pueden tener buenas credenciales para hacerlo.

swissinfo.ch: Salvo escasas excepciones, los miembros de la izquierda en Suiza que han simpatizado con Maduro y el modelo bolivariano guardan silencio o se muestran cautelosos. ¿Entiende esta posición?

Y.W.: Con todas mis simpatías y afinidades con las izquierdas democráticas, creo que en las últimas décadas la necesidad de tener utopías las ha llevado a apoyar proyectos con información limitada y/o sesgada. La frustración viene cuando se observa que las transformaciones no eran lo que parecían, no eran tan profundas ni tan positivas, por decir lo menos. Cuesta asumir el error, y la politización, también sesgada, que hacen las derechas del proceso venezolano no contribuye a tener un debate de calidad.

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes